SUNEDU deniega la licencia institucional a la Universidad Peruana del Centro

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) denegó la solicitud de licenciamiento a la Universidad Peruana del Centro (Upecen), casa de estudios que se encuentra ubicada en la región Junín, debido a que no pudo demostrar el cumplimiento de ninguna de las Condiciones Básicas de Calidad (CBC) exigidas por la Ley Universitaria. Actualmente, la universidad posee una comunidad de más de 1.305 estudiantes, distribuidos en cinco programas vigentes.

La universidad no obtuvo la licencia debido a que no desarrolló investigación y tampoco la promovió. Asimismo, aunque la SUNEDU solicitó a la Upecen, oportunamente, la ejecución de un Plan de Adecuación (PDA) para que subsanen sus incumplimientos, las actividades y los resultados planteados por la casa de estudios no resultaron pertinentes ni suficientes para levantar las observaciones realizadas.

Asimismo, cabe señalar que la universidad tampoco brindó las facilidades para la realización de las constataciones presenciales de la SUNEDU.

Como consecuencia de esta denegatoria, la Upecen deberá presentar a la SUNEDU un plan detallado y orientado a garantizar un proceso ordenado de cese de sus actividades académicas y, de inmediato, queda impedida de convocar a nuevos procesos de admisión y de captar nuevos alumnos mediante cualquier modalidad. Además, la universidad está obligada a mantener los indicadores que, durante el proceso de evaluación de CBC, fueron calificados de manera favorable.

Es importante resaltar que los grados y títulos que la universidad emita durante su proceso de cese seguirán siendo válidos y serán reconocidos y registrados por la SUNEDU.

Entre las deficiencias que motivaron la denegatoria de licencia, la SUNEDU encontró que:

Los instrumentos de planificación, documentos de gestión vigentes y normativa, son inconsistentes entre sí, lo cual repercute en la continuidad de un proceso de planificación que incluya seguimiento, evaluación y mejora continua.

Los planes de estudio de pregrado presentan inconsistencias en la cantidad de créditos, horas, denominación de los cursos y las mallas curriculares. Asimismo, se encontró imprecisión en la denominación del título que otorgan tres programas de estudio.

El Plan de Gestión de la Calidad para el periodo 2019-2021 no consigna los indicadores, metas, detalle del presupuesto a ejecutar ni las estrategias de seguimiento asociadas a los objetivos ni actividades planteadas. Situación que evidencia la falta de sostenibilidad en la gestión de la calidad educativa.

La universidad no presentó contrato vigente para la disposición de residuos sólidos peligrosos y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), ni presentó las licencias de los softwares utilizados en sus laboratorios y talleres, por lo que no garantiza su uso, disponibilidad y sostenibilidad para el desarrollo de los cursos que cuentan con horas de prácticas.

La Upecen no presentó el cálculo de aforo para sus instalaciones, lo que pone en peligro a los estudiantes y miembros de la comunidad universitaria.

No se evidencia que la universidad cuente con políticas y normativas consistentes para la gestión y desarrollo de la investigación.

La estructura del órgano de investigación presenta contradicciones, pues no existe claridad respecto a sus actividades. Asimismo, no hay evidencia de una propuesta consistente de líneas de investigación, articuladas a sus programas y con recursos necesarios para desarrollar los proyectos vinculadas a las mismas.

La universidad no cuenta con procedimientos ni protocolos en el Reglamento del Comité de Ética, así como tampoco se evidencia su funcionamiento. Además, no hay aplicación de mecanismos de control y sanciones en temas de plagio en los diferentes documentos de la universidad.

La casa de estudios no demostró contar con una plana docente con disponibilidad para el desarrollo de la investigación y con mecanismos adecuados para la gestión de los mismos y sus proyectos de investigación.

No hay evidencia del cumplimiento de normativa y el desarrollo de los procesos vinculados a la gestión docente: ordinarización, promoción y/o ratificación docente.

Se encontraron deficiencias en la formulación y ejecución presupuestal de los servicios complementarios desde el año 2016 al 2019, lo que revela problemas en la capacidad de planificación y sostenibilidad de los servicios.

El Servicio de Tópico no cuenta con personal capacitado para su atención. Asimismo, el Servicio Social no evidencia la prestación actualizada del servicio y no garantiza la disponibilidad de los servicios deportivos para todos los estudiantes.

Se identificaron deficiencias para un adecuado seguimiento al egresado y una carencia de mecanismos para la inserción laboral de estudiantes y graduados.

Casa de estudios es la segunda universidad en la región Junín que deberá cesar, de forma progresiva, sus actividades.

Nueve universidades que operan en la región, entre públicas y privadas, ya cuentan con licenciamiento.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *