El covit 19 no romperá la fé a feligresía y la creciente devoción a la patrona del sur del Perú.

Este año, los fieles no fueron a visitarla por la pandemia del Covit 19 a su  santuario, ubicado en el distrito de Polobaya, a 69 km al sur de Arequipa, y a 2,420 msnm, en donde se venera una imagen de Nuestra Señora de la Purificación o Candelaria, más conocida como Virgen de Chapi, cuyo culto en este lugar se remonta al siglo XVIII. La imagen fue traída desde España posiblemente por misioneros franciscanos o jesuitas.

Una antigua tradición señala que la imagen fue encontrada en un cerro cercano a Churajón, también según un documento, la imagen fue llevada del caserío de Paranay al valle de Chapi. A raíz de los desmanes que se realizaban durante la fiesta, el párroco de Pocsi, ordenó que la imagen sea trasladada a Sogay. Sin embargo nadie pudo mover la imagen, hecho que fue considerado un milagro. En ese lugar se construyó una ermita, se cuenta también que tras el terremoto de 1868 la ermita fue destruida, pero bajo los escombros yacía la imagen de la virgen sin daño alguno; luego se erigió una capilla. En el siglo XIX se construyó una iglesia de sillar, y en el altar fue colocada la Virgen de Chapi, luego de un incendio y un sismo posterior, la imagen resultó ilesa y la fé de la población hacia la virgen aumentó.

En estas fechas, solian ir mucha gente a su desenso por la quebrada que conduce a Chapi; miles de personas de todas las edades y clases sociales llegarían  a pie, caminando alrededor de 15 kms, realizando inmensos sacrificios como el de emprender la caminata desde la ciudad de Arequipa, entonando cánticos y plegarias a la Virgen. Además, se realizan las tradicionales ferias, en honor a la Virgen de Chapi; pero no fue asi este año 2020 por la pandemia a nivel mundial del virus covit 19.

Esta fiesta religiosa más importante de la Ciudad de Arequipa y el Sur de Peru; en realidad, su fiesta se celebra el 2 de febrero, día de la Purificación o Candelaria, pero los peregrinos han escogido el primero de mayo, en que se da inicio al mes dedicado a la Virgen María, y también el 8 de setiembre, fiesta de su Natividad. 

SANTUARIO 

Tras permanecer de manera temporal en la Basílica Catedral de Arequipa y en la iglesia de Yanahuara, la imagen de la Virgen retronó al anexo de Chapi. El gobierno regional de Arequipa concibió el proyecto de construcción del Santuario de la Virgen de Chapi, cuyas obras empezaron el año 2006, con la colocación de la primera piedra, y demandaron una inversión total de 31 millones de soles. 

La primera etapa del santuario comprendió la construcción del Museo del Niño Cimarrón o niño Jesús que lleva la Virgen de Chapi en su brazo izquierdo. Según cuenta la tradición, los ojos del Niño Cimarrón se muestran a veces vivaces o apagados porque reflejan alegría o tristeza, mientras que sus mejillas se muestran pálidas y luego se sonrojan. Son muchos los fieles quienes han percibido estos cambios. 

Esta imagen del niño Jesús también ha aparecido en fotos con lágrimas en los ojos, y los peregrinos y lugareños cuentan que el Niño Cimarrón suele hacer travesuras dado que en sus escarpines aparecen abrojos, pajitas o los encuentran sucios y cubiertos de polvo porque, según dicen, sale a jugar con los hijos de los mineros y a pasear por los cerros aledaños al santuario.

La segunda fase de la edificación del santuario comprendió la habilitación de la explanada para los peregrinos, mientras que la tercera etapa consistió en la edificación del templo que consta de un área bautismal, la capilla del Santísimo Sacramento, una urna para la imagen venerada y la cúpula del santuario, cuya colocación demandó un minucioso trabajo de ingeniería civil. 

Tras trece años de labores de construcción y acabados, el gobierno regional entregó el santuario culminado al Arzobispado de Arequipa, 1 de mayo de 2018, fecha central de la festividad en honor a la Virgen de Chapi. Desde entonces, fue incluido como santuario religioso reconocido por el Vaticano, lo que favorece el turismo en Arequipa La capacidad de albergue del santuario, levantado sobre un área de 6,000 metros cuadrados, es de 3,000 personas, mientras que el anfiteatro cuenta con capacidad para 20,000 fieles.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *