Copa América 2021 salió ganador Argentina

La albiceleste impuso las condiciones. Robó el balón y maniató a la canarinha, que buscaba su décimo título, el segundo consecutivo con Tite en el banquillo, pues hace dos años ganó en este mismo escenario a Perú la final de la versión 46 de la competición. Neymar, que no disputó por lesión la Copa América de 2019, se quedó con las manos vacías. Después de 28 años levantó un trofeo al cielo Argentina, ganó su primer título a nivel de mayores con su país y terminó con cuatro goles en la cima de la clasificación de goleadores. El equipo de Lionel Scaloni acaricia la gloria, en el mismo templo de Maracaná, donde hace 7 años perdió al Final del Mundial, se erigió como campeón de América. Argentina venció por 1-0 a Brasil y rompe su maleficio. No fue el mejor partido, estuvo lejos de ser una final espectacular por más que se hayan cruzado dos equipos de renombre mundial, por mucho que en el campo hayan comparecido Neymar y Lionel Messi. El 10 brasileño fue mucha voluntad y deseos, pero poca efectividad. Mientras el 10 argentino tuvo uno de sus partidos más grises, pero por fin alcanzó la imagen que tanto se le reclama, la de alzar una copa al cielo. Empezó mejor Brasil, que buscó asumir el protagonismo y hasta su condición de favorito. Argentina replegaba, apostaba por el orden en defensa, en ir llevando el juego a su ritmo, su primer objetivo era cortar el funcionamiento del ataque brasileño. Privaron las faltas en el encuentro, pese a la gran calidad de jugadores que había en el campo con tipos como Neymar o Lionel Messi, no había esas jugadas fulgurantes ni en Brasil ni en Argentina, los dos se hacían fuertes en defensa, con la posesión un poco más del lado brasileño, pero sin claridad en la última zona. Una pelota bajada de Richarlison para Neymar que tiró, pero la defensa tapó su disparo fue lo más peligroso que se contaba del juego. De pronto, una pelota larga en la medular de la Albiceleste rompió a la defensa brasileña. Rodrigo de Paul levantó la cabeza, mandó una pelota larga y al espacio, justo la zona en la que Renan Lodi no midió bien, el lateral izquierdo quedó corto y el balón le quedó a Ángel di María, el Fideo la controló y quedó mano a mano contra el portero Ederson, era una situación a pedir de boca, con la pelota botando en el área y el arquero a medio camino, el atacante argentino no falló, mantuvo la calma y sin precipitaciones tocó por encima del guardameta. Al minuto 21 Argentina pegaba primero. Trató de cerrar mejor Brasil, pero sin ideas claras para poner en aprietos al portero Emiliano Martínez. Al descanso, el juego estaba en el escenario ideal para Argentina. Para el complemento, Tite movió fichas de inmediato, le dio ingreso a Roberto Firmino para tener más gente de peso en ataque. El partido era un cara o cruz. Tite mandó lo que pudo para hacer un equipo ultra ofensivo con Neymar, Richarlison, Firmino, Gabigol y Vinicius para tratar de abrir la ostra argentina. Mientras Scaloni pasó al plan defensivo, a la resistencia y a la espera de tener una contra en al que pudiera liquidar el juego. Mucho nervio en Maracaná y a Messi se le escapó la gloria al 88’, cuando De Paul lo dejó solo frente a Ederson, pero a la Pulga le pasó algo muy extraño, se le cruzaron los cables y, cosa extraña, no supo definir en el área chica un mano a mano. Resistió Argentina que alcanzó la gloria negada desde 1993.

Rodrigo de Paul levantó la cabeza, mandó una pelota larga y al espacio, justo la zona en la que Renan Lodi no midió bien, el lateral izquierdo quedó corto y el balón le quedó a Ángel di María, el Fideo la controló y quedó mano a mano contra el portero Ederson, era una situación a pedir de boca, con la pelota botando en el área y el arquero a medio camino, el atacante argentino no falló, mantuvo la calma y sin precipitaciones tocó por encima del guardameta. Al minuto 21 Argentina pegaba primero.